logo CLIENTES PROVEEDORES facebook twitter linkedin youtube
 
     
 
 
  ESTÁNDAR EUROPEO – EN420  
Todos los guantes deben cumplir con los requisitos generales de la EN420, que incluye:
  Diseño y composición  
  Tamaño  
  Uso y propósito  
  Confort  
  Eficiencia  
 
Las normas EN se indican en los diferentes guantes por medio de un pictograma que se relaciona con el estándar señalado y el nivel de rendimiento de los guantes.
 
 
     
 
 
 
Directiva de equipamiento de protección personal
 
     
  Para ayudar a seleccionar el EPP, la Directiva de Equipamiento de Protección Personal (89/686/UEE) se ha redactado de modo que el equipamiento de seguridad está dividido en 3 categorías:  
 
 
GUANTES DE RIESGO PEQUEÑO
 
Pueden utilizarse en situaciones donde el usuario final identifique los peligros y el nivel de protección requerida; en las cuales las consecuencias de riesgo sean graduales y puedan identificarse a tiempo. El uso de los guantes de riesgo pequeño incluye por ejemplo: jardinería, protección contra productos de limpieza de acción débil, protección al calor (máx. 50 °C) y contra golpes y vibraciones pequeñas.
 
 
 
GUANTES DE RIESGO MEDIO
 
Están diseñados para proteger contra peligros intermedios, por ejemplo, los guantes de manipulación general que requieren unas buenas capacidades de corte, perforación y abrasión, los cuales tienen que estar sujetos a inspección y certificación independiente por una organización acreditada. Solo estas organizaciones autorizadas pueden expedir un distintivo CE sin el cual no pueden venderse los guantes.
 
 
 
GUANTES DE RIESGO ALTO
 
Protegen contra peligros que pueden afectar a la salud de forma seria o irreversible, cuyas consecuencias no pueden identificarse a tiempo por el usuario final. Estos guantes permiten la protección contra productos químicos o radiación ionizante, protección al calor (con temperaturas superiores a 100 °C), al frío (con temperaturas inferiores a -50°C) y contra descargas eléctricas (alta tensión). Independientemente de la categoría, los guantes han de cumplir los requisitos básicos de sanidad y seguridad de la directiva EPP. Las normas europeas se han desarrollado para permitir la valoración de guantes de riesgo medio y alto.